Familiares que pueden inhabilitar para ser congresista

Dentro del ejercicio previo de revisión de los requisitos e impedimentos para ser candidato al Congreso de la República deben incluirse las actividades de ciertos familiares, pues debido a su cercanía al poder del Estado podrían otorgar ventajas en la elección y contribuir al nepotismo, lo cual ha justificado algunas causales de inhabilidad.

La Constitución Política[1] dispone las condiciones para que un familiar llegue a inhabilitar a un candidato al Congreso. Primero, es indispensable revisar qué calidad del familiar puede arriesgar la igualdad de la contienda electoral, segundo, la clase de vínculo o parentesco que indica la norma correspondiente, tercero, en qué momento respecto de la elección popular ha tenido esa calidad y por último, en qué lugar del país.

  1. Sobre las formas en que el familiar podría favorecer al candidato

La Constitución consagra dos causales de inhabilidad para ser congresista que involucran a familiares: los que sean funcionarios públicos con determinadas atribuciones de autoridad y quienes se lancen como candidatos en la misma elección.

a) Familiares que sean funcionarios públicos

Un familiar por el solo hecho de trabajar con el Estado no inhabilita al candidato. En estos casos el candidato debe cerciorarse de que el servicio público lo presta su familiar en calidad de funcionario, ya que existen otras modalidades de servidores públicos[2] y además hay contratistas del Estado. Por ejemplo, un concejal es servidor público, pero no es funcionario, sino otra categoría de servidor público que se denomina “miembros de las corporaciones públicas”[3], mientras que un contratista de prestación de servicios de una alcaldía ni siquiera es servidor público.

Verificado aquello, tampoco es suficiente que el familiar sea funcionario público para que se configure la inhabilidad, sino que el cargo debe darle al familiar la posibilidad de ejercer autoridad civil o política, como son los casos del presidente de la República y sus ministros, los alcaldes y gobernadores y sus secretarios de despacho, los directores generales o gerentes de entidades públicas y los funcionarios de otros niveles que por funciones directas del cargo o por acto de delegación puedan contratar, nombrar o disciplinar al personal.

Por lo mismo, aunque sea funcionario público, no inhabilita al candidato el familiar que trabaje en una entidad pública en un cargo de profesional especializado.  En todo caso, deben revisarse las funciones del cargo del familiar, establecidas por la ley o por un acto administrativo.

b) Familiares que también son candidatos

Estos se inhabilitan entre sí cuando se lanzan por el mismo partido y en la misma circunscripción. En consecuencia, dos hermanos que se lanzan al Congreso, uno al Senado por el partido A y otro a la Cámara por el partido B, no están inhabilitados.

  1. Sobre el vínculo o parentesco

La Constitución los extiende a los esposos y compañeros permanentes, los parientes de consanguinidad hasta el tercer grado, afinidad hasta el primero y civil, es decir, padres, hijos, hermanos, tíos, sobrinos, abuelos, nietos, suegros, nueras y yernos. Para los familiares que también son candidatos, la norma comprende, además, a los parientes en segundo grado de afinidad, es decir, a los cuñados. No están incluidos los primos, que son parientes en cuarto grado de consanguinidad, ni otros parientes más lejanos.

  1. Sobre el lugar de acción del familiar

Además de estar emparentado en la forma en que dice la Constitución y de ser funcionario público con autoridad civil o política o de lanzarse como candidato a las mismas elecciones, el familiar inhabilita al candidato si ejerce autoridad o se lanza como candidato en la misma circunscripción de la aspiración política.

En lo que atañe a este elemento de la inhabilidad, la Constitución advierte que “la circunscripción nacional coincide con cada una de las territoriales, excepto para la inhabilidad consignada en el numeral 5”.

Esto significa que los familiares que son funcionarios públicos con autoridad civil o política pueden inhabilitar al candidato si ejercen el cargo en la misma circunscripción de la aspiración política, entendiendo que los municipios son circunscripciones comprendidas en los departamentos para estos efectos, según la jurisprudencia[4]. Siendo así, al candidato a la Cámara de Representantes del departamento del Atlántico lo inhabilita su esposa, gerente de un hospital público en Barranquilla.

Para el caso de los familiares que también son candidatos, el factor espacial de la inhabilidad está dado por la circunscripción de la aspiración política, que no puede coincidir.

  1. Sobre el momento con relación a la elección

Para los familiares que son funcionarios públicos con autoridad civil o política en la misma circunscripción, el candidato debe asegurarse de que para el momento de su inscripción se encuentre desvinculado del cargo y cuando menos, hasta que se declaren las elecciones[5].

En cuanto a los familiares que también son candidatos, el factor temporal está dado por elecciones populares que se realizan en la misma fecha, en las que no pueden participar juntos si se lanzan por el mismo partido.

 

CONTACTO: osoriocalderin@gmail.com

 

 

[1] Artículo 179.

[2] Constitución Política, artículo 123.

[3] Id.

[4] Consejo de Estado, Sala Plena de lo Contencioso Administrativo, sentencia de 21 de agosto de 2012, Rad. 2011-254 (PI).

[5] Consejo de Estado, Sección Quinta, sentencia de 26 de marzo de 2015, Rad. 11001-03-28-000-2014-00034-00. En este fallo la Sala cambió la interpretación conforme a la cual el familiar en aquellas condiciones inhabilitaba al candidato solamente cuando estaba en ejercicio del cargo para el día de la elección.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

No revoquemos la revocatoria

La Constitución de 1991 es generosa en instrumentos democráticos cuyo uso tiene el carácter de derecho fundamental. Además del derecho al voto por los cargos de elección popular, otros mecanismos de participación facilitan a los ciudadanos involucrarse en la conducción … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

Renunciar o no renunciar: esa es la cuestión

Al acercarnos al año que precede a las elecciones de Congreso de 2018, los servidores públicos que exploran posibles candidaturas se preguntan sobre sus inhabilidades. En esta entrada me referiré a las causales de inhabilidad que pueden configurarse para quienes … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

Las inhabilidades de los candidatos en elecciones atípicas

En lo que va de 2016 se han realizado 15 elecciones atípicas para autoridades locales y otras 7 están programadas. Según datos de la Registraduría, entre 1999 y 2015 se hicieron 652 elecciones atípicas de autoridades locales, la mayoría de … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

La sastrería legal: De la inconstitucionalidad del proyecto de ley estatutaria que regula el plebiscito para refrendar los acuerdos de paz con las FARC

Intervine ante la Corte Constitucional para opinar sobre el proyecto de ley estatutaria PLE No. 94/15 Senado – 156/15 Cámara, “Por la cual se regula el plebiscito para la refrendación del acuerdo final para la terminación del conflicto y la … Seguir leyendo

Galería | 1 Comentario

Los parientes candidatos

Con el fin de evitar el nepotismo en la función pública y sobre todo las dinastías electorales en las regiones, la ley ha establecido causales de inhabilidad determinadas por vínculos familiares. Una de esas inhabilidades impide que familiares se lancen simultáneamente … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

De las consecuencias de las inhabilidades y otros dolores de cabeza

Estoy convencida de que lo primero que se necesita para ser candidato a un cargo de elección popular es una alta dosis de vanidad. Pero este blog no discute sobre esos menesteres. Me referiré, más bien, a lo segundo que … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario